Artículos. Los regalos hechos por los niños
Que nuestros hijos realicen los regalos que van a hacerle a sus seres queridos no es solo una opción económica sino, también, una forma de estimular su creatividad, su inteligencia y sus emociones. Les proponemos aquí algunos ejemplos para que creen junto a ellos.

La importancia de hacerlos en casa
Hacer un regalo implica pensar en la otra persona pero si, además, se realiza con las propias manos, supone invertir tiempo, esfuerzo y habilidades. El proceso de elaboración se transforma, así, en un acto de amor al plasmar nuestro interior en un objeto.

Por otro lado, ayuda a reflexionar sobre el verdadero valor de las cosas que no es solamente material. En el mundo automatizado que vivimos, el regalo puede convertirse en una obligación a la que se responde con una compra. Hacerlo nosotros mismos le da un valor agregado y una originalidad imposibles de ser comprados. Es una actividad sumamente recomendable para los niños porque estimula su imaginación y su capacidad expresiva, al tiempo que los divierte.

Porta lápices de colores
-Es un regalo apropiado tanto para otro niño como para un adulto.
-Cortar tiras de papel de distintos colores de 2 centímetros de ancho y 20 centímetros de largo.
-Enrollarlas en un lápiz de forma diagonal de arriba hacia abajo y viceversa hasta terminar la tira.
-Plegarlas como resbalando del lápiz hasta que queden como gusanitos.
-Decorar con ellos un pote plástico.
-Darle un acabado al trabajo con goma laca.

Alcancía sellada
Este es un regalo ideal para algún amigo que tenga que ahorrar para un fin especial. La alcancía sólo se podrá abrir cortando su parte superior una vez que contenga el dinero deseado.
-Conseguir una botella de plástico de medio litro y colocar cinta adhesiva de color en la tapa para que no se pueda abrir.
-Pintar la botella con pintura acrílica y aplicarle detalles en hoja de goma como por ejemplo ojos u orejas.
-Realizar una ranura por la que se pasarán las monedas.

Servilletas teñidas
¡Cualquier abuela estaría encantada con un regalo así!
-Colocar tinturas no tóxicas de distintos colores en varios recipientes con agua.
-Tomar un cuadrado de tela de algodón y atarle un hilo en una de las esquinas.
-Sumergirlo en un recipiente con agua de color.
-Luego de un rato escurrirlo, sacarle el hilo y colgarlo para que se seque.
-Repetir la operación sumergiendo otros cuadrados de tela en los recipientes con las distintas tinturas.

Tarjetas con mensajes
Son ideales para los días de celebraciones. El que la reciba seguramente se emocionará.
Hacer una tarjeta para saludar a alguien en su día es tan especial como la persona que la realiza y aquella que la recibe. Y, además, es muy sencillo.
Doblar una hoja blanca o de color por la mitad. Hacer un dibujo en la primera hoja y escribir un mensaje en la segunda.
No nos olvidemos que existen innumerables elementos de decoración como calcomanías, colas vinílicas de colores, lapiceras con brillo, algodón, semillas, legumbres, etc.

Portarretratos personalizados
Este es un trabajo adecuado para los niños más grandes pero que requiere de la
colaboración de un adulto.
-Cortar dos rectángulos de cartón y calar uno de ellos.
-Para sostener el portarretratos cortar un triángulo que se pegará en la parte posterior con la base hacia abajo.
-Pintar las piezas de un color base y en el marco dibujar algo que sea significativo para quien reciba el regalo.
-Colocar una foto que recuerde un momento compartido entre las dos partes del cartón y pegar el soporte.

Porta cepillos
Este es un regalo muy original, útil y fácil de realizar.
-Pintar un envase plástico pequeño que tenga su tapa. Dejarlo secar.
-Hacer un pequeño orificio en la base por donde pueda pasar solamente el mango del cepillo de dientes. Guardar el cepillo y ponerle la tapa al tubo.
-Escribir con un marcador indeleble el nombre del destinatario.
Artículos relacionados
Quien leyó esto también leyó...